martes, 15 de abril de 2008

Individualismo

Vivimos en una sociedad individualizada, donde el ser humano está solo, y sin embargo no me acostumbro a vivir sola. Paradójicamente esta sociedad no colabora para que el individuo logre saciar sus necesidades básicas, sino que para ello necesita de alguien con quien compartir gastos y dificultades. Entonces... ¿cómo sobrevivir en esta jungla?

Nos enseñan la necesidad de comunicarnos, de expresarnos, de abrirnos. Pero todo esto solo nos sirve para lanzarlo al aire porque no hay una persona para recibirlo. Y luego se extrañan de que las nuevas tecnologías predominen cada vez más entre las nuevas generaciones. Tecnologías que tan solo dejan patente la individualización del ser humano. Que tan solo son una necesidad de la persona por interrelacionarse aunque sea a través de una máquina y con completos desconocidos. Son los objetos que permiten que saciemos esas ansias de comunicación. Pero que a la vez nos incomunican. Si son buenas o malas aún no lo sé. Pero de momento es una alternativa a esta sociedad en la que cada uno vive dentro de su propia burbuja insonorizada que no le permite ni oír al que tiene al lado ni ser escuchado por el que está fuera. Una burbuja cuyo cristal es la vida que llevamos cada día, una vida de estrés, de prisas, de demasiadas cosas por hacer y poco tiempo para hacerlas, un cristal que no nos permite ver más allá de nuestro propio día y de nuestra propia vida.

Cada día cojo mi mazo para poder romperlo aunque solo sea un poquito. Cada día me lío a golpes con ese maldito cristal que me aísla del resto de la gente.

11 comentarios:

Carlos Pérez Cruz dijo...

Una sociedad en la que las mismas personas que te leen y te contestan no te saludan ni hablan contigo al verte.

CaO dijo...

Pero ¿la "sociedad" no somos todos nosotros, no soy yo, no eres tú, no es la chica que te sirve el café?
¿No es uno mismo quien elige cómo resolver el problema del estrés y de las muchas cosas que tiene que hacer? Claro que las tengo que hacer. Pero soy yo quien dice qué es lo importante y cuándo.
La sociedad soy yo. Soy yo quien decide escribirte esto que te escribo y no contártelo dentro de un par de horas.
Lo hacemos porque así llegamos a más gente. Para que se nos oiga. Los muros, los cristales, las barreras las levantamos o las bajamos con estas manos. Con las propias. Que son las que forman la sociedad.
Dice la RAE: "Sociedad: Agrupación natural o pactada de personas, que constituyen unidad distinta de cada uno de sus individuos, con el fin de cumplir, mediante la mutua cooperación, todos o alguno de los fines de la vida".
La sociedad son las personas. La sociedad tiene cara. La mía. La tuya. La de nuestras elecciones.

Un abrazo individual

Viajante dijo...

El ser humano en sí mismo es siempre contradictorio. Somos individuales por naturaleza. Somos solitarios porque solos llegamos a esta vida y solos estamos en nuestras cabezas. A la vez somos sociales y nos juntamos en manadas, sociedades y jugamos a unirnos a los demás para buscar una conexión con ellos y, así, no sentirnos tan solos como verdaderamente estamos a cada segundo de nuestra existencia.
El truco es compaginar la realidad con el placebo que representa nuestra comunión con los que tenemos al lado. Buen ejemplo de ello es que no hacemos más que inventar medios de comunicarnos con cuanta más gente podamos, y a la vez estos mismos medios son individualistas y nos aíslan más del resto.

Thabitha dijo...

Desde luego, CAO, yo también me incluyo en la sociedad. Aún no he llegado a ese punto de rareza como para excluirme de ella (pero dame tiempo).
Conforme con que gracias a las nuevas tecnologías se llega a más gente pero, por qué cuando salimos del monitor a la vida real no se adquiere ese compromiso con los que nos rodean? Por qué a pesar de estar rodeados de gente nos sentimos tan profundamente solos?
La sociedad somos todos nosotros pero no todos se esfuerzan en romper cristales. La mayoría prefiere sentarse en sus sofás, viendo la tele, sin escuchar a los que están a su alrededor. Al final cada día las conversaciones se limitan casi a un 'Hola, qué tal?' que ni siquiera espera respuesta.
Esa es una sociedad individualista y que no en todos los casos está provocada por el individuo. Cualquiera, como parte de una sociedad, puede caer en esa dinámica. Y por eso estas divagaciones son un intento de evitarlo, de ser consciente de los errores para no cometerlos.
En cuanto a lo de que no saluden al verte, Carlos, ya no lo considero individualismo, sino falta de educación, que de esa también abunda.
Saludos!!

Carlos Pérez Cruz dijo...

Una aclaración. No me refería a maleducados sino a la contradicción que esta comunicación virtual produce que hace que personas que se comunican online no se conozcan físicamente y, por lo tanto, podría darse el caso de que compartan un mismo espacio sin decirse ni "hola".

Un beso (virtual)

canichu dijo...

las nuevas tecnologías permiten comunicarnos, pero no son más que una máscara, un escondite desde el que hablarnos. Igual que antes era el teléfono. Muchas personas no saben tratar con otras, aprender es dificil, la verdad, y se deshiniben si hay medios que eviten el roce total con el otro, antes el susodicho teléfono, ahora las nuevas tecnologías. E incluso el teléfono se ha vuelto más aséptico con los sms. Pero son comunicaciones que, aunque logren conectarte con alguien interesante para ti, son comunicaciones mutiladas, ya que no cuentan con todos los factores humanos de un cara a cara, siempre más gratificante, y es que el tacto y las expresiones faciales en vivo y en directo, o los tonos de voz, no tienen sustituto. Qué el aprendizaje de hablar y escuchar es dificil, que cada uno lo hace de un modod, que unos lo hacen mejor que otros desde lo que tú esperas o que tú puedes comunicarte mejor con unos que con otros. Eso es la vida. Eso es lo interesante. La sociedad somos todos y todos aprendemos de todos. Lo malo de las nuevas tecnologías está en que estamos perdiendo capacidad de aprender relaciones humanas a todos los niveles. Por ejemplo, vengo a los ciber y ya no veo a los críos de mi barrio jugando en la calle, siempre ha habido muchos haciéndolo, ahora los veo en el ciber, a crios de 9 a 12 años, hablando entre ellos por msn. Lamentable, no es la socialización que debieran aprender, de mayores, si siguen así, son potenciales personas con problemas sociales que pueden degenerar en muchas cosas... de seguir así la sociedad futura puede llegar a ser una sociedad muy insatisfecha. Y con esto no digo que las nuevas tecnologías sean malas, sino que no se está aprendiendo, en general, a usarlas en su justa medida.

Anónimo dijo...

Decía Jardiel que cuando un hombre (o una mujer) cena solo es cuando de verdad pueden decir que ha estado cenando con un amigo.
También decía que los hombres no se reúnen en grupos, sino en piaras.
Como todo en la vida, lo importante no es vivir solo o acompañado (bien o mal), sino aceptar la decisión que uno mismo ha tomado y no andar amargado.
Las tecnologías son buenas: si porque no conoces a alguien puedes llegar a abrirle tu intimidad, pues está muy bien, qué quieres que te diga, si eso te ofrece ayuda, o consuelo o satisfacción.
Curioso que una loba esteparia, tan solitaria, ande martilleando para encontrarse con las ovejas. ¿Quizá es que les impones respeto? ¿O les asustas?

Thabitha dijo...

Viajante: Estoy totalmente de acuerdo contigo.
Carlos: Ok. Te entendí mal.
Canichu: ¿Por qué crees que la gente necesita esconderse tras un monitor u otro elemento para poder relacionarse abiertamente con otras personas? ¿Temor, inseguridad...? ¿Y por qué abunda tanto todo esto?
Anónimo: Antes de Loba soy ser humano y como tal necesitamos relacionarnos con otras personas. Lo que me molesta es que seamos capaces de abrirnos a través de un teclado, ocultando nuestro rostro o tras un nombre 'Anónimo' y luego cara a cara seamos incapaces de mostrar nuestra preocupación por el que tenemos al lado o simplemente esperar la respuesta a un '¿Qué tal?'. Le doy mucha más importancia a los gestos y el contacto que a las palabras. Hay veces que con un simple abrazo eres capaz de transmitir todo un mundo y eso se pierde con las nuevas tecnologías.
¿Si asusto a las ovejas o les impongo respeto? Bueno... ¿tanto se me ven los colmillos?. Precisamente por esa falta de apertura aún no me ha dicho nadie si le asusto... Asi que aprovechad, anónimos del mundo, para decirlo por aquí, donde no os reconoceré!! Jaja
Saludos!!

canichu dijo...

Abunda desde el comienzo de la humanidad, no es un problema de hoy. Hoy tiene nuevos elementos, pero no es nuevo lo que se ha llamado: falta de comunicación. Un saludo.

Juan Cosaco dijo...

eso de romper cristales va a ser algo de la kale borroka... menuda batasuni estás hecha!

a mi me parece que una sociedad dividida es más sencilla de manejar: además se hace más negocio vendiendo de forma individual coches, tvs, microondas y pisos.
Es la sociedad de usar y tirar, del todo a 100 y del renting; puede existir la comunicación, pero es complicado por el ruido: es como encontrar un buen libro en la sección literaria de un hiper; se puede, pero a ver quién te orienta... jeje

Salud comuniquil

Thabitha dijo...

Ná Juan, lo mío es makarrada pura y dura. Que yo utilizo mazos, nada de cócteles... Esos solo para los sábados jaja.
Sí, quizá yo esté buscando un libro en la sección literaria del hiper... Tendré que ir a la feria del libro, a ver si me regalan una flor. Aunque creo que con la de libros que quiero comprarme, acabaría con una docena entera!!
Saludos!