jueves, 16 de abril de 2009

Pequeñas alegrías del día a día

Recibo un mensaje en el móvil. Eres tú diciéndome que mi libro ha llegado. Me acerco después de trabajar porque me apetece verte después de una semana fuera. Sigues serio como siempre, y te resguardas detrás del mostrador utilizando el ordenador como escudo protector de mis ojos escrutadores. No consigo que alces la mirada para verme, pero no importa, porque lo vuelvo a intentar pidiéndote un libro más. ¿Y si no me miras? Qué importa, porque ya tengo en mis manos el último libro de Manuel Rivas, en castellano, en catalán, en euskera... ¡en gallego! Me enamoro otra vez más de este gran autor que sabe cómo tocarme la fibra con cada uno de los poemas que consiguen que desaparezca la nieve de cualquier corazón haciéndolos arder (mejor que los libros). Éste libro incluye un CD... con su voz. Ya está, ya soy feliz por hoy. ¿Y si no me miras? Qué más da, si te he encargado otro libro y dentro de una semana volveré a verte. No sabes que no los leo porque no tengo tiempo, y no sabes que ya no me queda espacio para tantos libros. Pero seguiré yendo cada semana, fiel a mi cita contigo.

“La nieve es un abrigo dónde late la primavera, dónde está la memoria adormecida". “Escribir es un deshielo dónde vas describiendo cosas que antes no se veían, pero estaban ahí".




5 comentarios:

La Dama Se Esconde dijo...

Hace años me compré, lo siento mi memoria es nefasta, una cinta de cassette donde él leía uno de sus libros. Y le escuché en un largo viaje en tren. Después lo regalé.
Es un escritor a quien admiro mucho, especialmente con sus relatos y novelas.

Me han entrado ganas de buscar uno de sus libros que no he leído.

Biquiños

Thabitha dijo...

Sus libros están cargados de sentimiento y poesía, pero lo mejor de todo es poder escucharle.
Me alegro de que te hayas animado a volver a leerle!
Biquiños

Rodolfo Serrano dijo...

Conozco a Manuel Rivas desde hace ya tantos años... Trabajó conmigo una temporada en Madrid. Sólo decir que es casi mejor persona que escritor y ya es decir.

Capri c'est fini dijo...

Qué bien cuando sabes que está allí esperando, el que querías que llegara de un momento a otro... te alegra el día...

Thabitha dijo...

Rodolfo: No lo dudo... me parece una gran persona. Tuve el placer de verle en persona hace un tiempo, en una conferencia que dio, y me quedé maravillada con su forma de pensar, su forma de ver el mundo y, por supuesto, con su forma de hablar, tan poética.
Capri c'est fini: Desde luego. 'La desaparición de la nieve' me estaba esperando ahí, en el estante de la librería. Solo tenía que ir a buscarlo ;)
Saludos!