viernes, 18 de mayo de 2007

La Bicicleta


Un objeto, una bicicleta, será el nexo común de tres historias contadas de manera simultánea, pero que se desarrollan en diferentes momentos temporales. Mario (Sancho Gracia) es un anciano, ex-ciclista, que tiene un taller de bicicletas al que acude un día Ramón (José Miguel Sánchez), un niño de 12 años que hace de mensajero de anabolizantes para conseguir dinero. Ramón se queda fascinado con la bicicleta de Mario y éste decide cambiársela por la que tiene pinchada. Un día, cuando Ramón lleva un paquete a una casa, le roban la bicicleta.

Llegará entonces a manos de Julia (Bárbara Lennie), una chica de 20 años que ha dejado su pueblo para vivir en la gran ciudad, donde estudia chino. Julia es una chica con ilusiones, sueños. Esto, mezclado con el amor, hará que se una en un proyecto para lograr un carril bici seguro para todas las personas que se mueven en bicicleta. Trabajando como bicimensajera conocerá a Aurora (Pilar Bardem) a quien le dejará la bicicleta para que se la cuide mientras se va de vacaciones a Londres.

Aurora es una mujer mayor, que vive con su marido en un piso que van a derribar para construir un acceso del barrio al centro. Un día, descubre en la bicicleta una chapa donde aparece el nombre y la dirección del taller de la bicicleta. Será entonces cuando encuentre a Mario.

Son tres edades cumbres en nuestra vida: adolescencia, juventud y madurez. Y sin embargo las personalidades casi no se corresponden con estas edades. Ramón es un niño de 12 años que aparenta haber vivido demasiado para su corta edad. Sin embargo Aurora y Mario son dos personas adultas que están viviendo ahora su niñez (“montar en bicicleta es como volver a ser un niño”). Aurora se siente como esa niña que un día fue al montar en la bicicleta. Se junta con sus amigas para preparar pancartas para que no derriben su casa, decide ser feliz, y reencontrarse con su pasado. Y Julia es una chica llena de ilusiones y sueños, pero a la que le falta ese empujón para pelear por conseguirlos. Los fracasos, un trabajo donde le explotan, la falta de dinero o la soledad que siente al estar lejos de su familia hacen que pierda esas ilusiones y sueños. Pero Santi (Javier Pereira) será quien le de ese empujón a su bicicleta para hacer que vuelva a andar y se vuelva a sentir como una niña llena de vida pedaleando.

Es una película que nos anima a quitarnos los “ruedines” y empezar a pedalear para lograr aquello que buscamos. Nos anima a pelear por lo que creemos justo y a luchar por nuestros sueños. Y si nos caemos de la bicicleta, no debemos rendirnos, sino levantarla de nuevo y volver a montar.

3 comentarios:

Ulises dijo...

Podrán decir que cien veces caímos, pero deberán decir también que cien veces nos volvimos a levantar, verdad?
Otra película más para la larga lista de pendientes. Me encanta cuando dan esta clase de mensajes.
Hoy he estado un rato mirando a un crío que no levantaba medio metro del suelo sortear en su bici los baches de una de las carreteras mas castigadas de los alrededores. Y la verdad es que es muy grato ver como un chaval se ríe de los agujeros de las bombas sorteándolos sobre su juguete de acero ;) Será que estos cacharros tienen la virtud de ayudarnos a sobreponer un poco el duro terreno sobre el que pisamos.
Es la magia de aquellos a los que nos gusta rodar.. sobre lo que sea! ;)
Un saludo

Thabitha dijo...

Dicen que los niños no temen a la muerte. Quizá por eso ese chaval se reía de los agujeros que sorteaba con su bicicleta.
En los tiempos que corren todos necesitamos de vez en cuando sentirnos un poco niños para no ir con miedo por la vida.
Y si de paso colaboramos con el medio ambiente utilizando nuestras bicicletas, mejor que mejor.
Un saludo!

Ulises dijo...

Supongo que se trata de tener el arte para tomárselo todo en serio y al mismo tiempo, todo a broma. Ese arte que los críos tienen en tanta abundancia y que tan, tan bien sienta. Tal vez sea como montar en bicicleta, y nunca se olvide ;)
Y el miedo, al igual que los ruedines... al carajo con ello, sobre todo si al principio tienes a alguien que te de un empujón, por si acaso.
Haciendo un inciso brusco, esta película se ha estrenado en cines o la tienes por ahí en dvd? Porque me abre el apetito de tarde relax y sofá con luces a medias de fondo ;)
Un saludo, Thabitha