sábado, 2 de agosto de 2008

Ensayo y error

¿Qué pasaría si pudiéramos volver atrás en el tiempo para poder tomar aquella opción que en su momento desechamos? ¿Y si pudiéramos vivir todas las opciones que se nos presentan sin tener que dejar unas de lado al elegir otras? ¿Y cómo podemos saber que las decisiones que tomamos son las adecuadas?
Desgraciadamente la vida no es como un libro de 'Elige tu propia aventura' donde si te encuentras con un abismo, puedas retroceder y escoger otro camino. Así que solo nos queda aceptar las decisiones tomadas como las correctas y aprender para el futuro. Ensayo y error, eso es la vida.

Sintió en su boca el suave olor de la fiebre y lo aspiró como si quisiera llenarse de las intimidades de su cuerpo. Y en ese momento se imaginó que ya llevaba muchos años en su casa y que se estaba muriendo. De pronto tuvo la clara sensación que no podría sobrevivir a la muerte de ella. Se acostaría a su lado y querría morir con ella. Conmovido por esa imagen hundió en ese momento la cara en la almohada junto a la cabeza de ella y permaneció así durante mucho tiempo... Y le dio pena que en una situación como aquella, en la que un hombre de verdad sería capaz de tomar inmediatamente una decisión, él dudase, privando así de su significado al momento mas hermoso que había vivido jamás(estaba arrodillado junto a su cama y pensaba que no podría sobrevivir a su muerte). Se enfadó consigo mismo, pero luego se le ocurrió que en realidad era bastante natural que no supiera qué quería: El hombre nunca puede saber qué debe querer, porque vive solo una vida y no tiene modo de compararla con sus vidas precedentes ni de enmendarla en sus vidas posteriores. No existe posibilidad alguna de comprobar cual de las decisiones es la mejor, porque no existe comparación alguna. El hombre lo vive todo a la primera y sin preparación. Como si un actor representase su obra sin ningún tipo de ensayo. Pero qué valor puede tener la vida si el primer ensayo para vivir es ya la vida misma? Por eso la vida parece un boceto. Pero ni un boceto es la palabra precisa, porque un boceto es siempre un borrador de algo, la preparación para un cuadro, mientras que el boceto que es nuestra vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro.

La insoportable levedad del ser, Milan Kundera

Oración, Héroes del Silencio

Y no hay oración, capaz de decidir por mí
Oh señor, no queda otra opción
Y jamás me vuelvo a arrepentir

5 comentarios:

Ulises dijo...

"Emprende el viaje a Ítaca, pero demórate lo más que puedas. Haz muchas escalas, teniendo siempre presente tu isla, la que estas buscando. Al final llegas a Ítaca y ¿que vás a descubrir? Que la verdadera Ítaca era el viaje."

CaO dijo...

Nuestra gran novela de aventuras la vamos escribiendo todos los días, con las manos, los pies y los ojos. Todo lo hecho está bien hecho. Todo lo que queda por hacer es lo que se tiene que hacer. No hay ni la menor duda de ello. No para mí.

Thabitha dijo...

Todo lo hecho no está bien hecho. Pero no queda más remedio que aceptar que no se puede retroceder. Y aprender de los errores para no volverlos a cometer.
Besos

CaO dijo...

En cuanto que no hay posibilidad de cambiarlo, de volver sobre nuestros pasos y modificarlo, está "bien" hecho. Es perfectible a veces, estoy de acuerdo contigo. Y también con lo de aprender de nuestros errores.
La duda llega a menudo cuando hay que decidir qué fue erróneo en el pasado.

troyana dijo...

Thabitha,justamente cuando leí "La Insoportable levedad del ser" de Kundera,ésta fué una de las cuestiones que más me inquietó,la vida como un acto de improvisación continuo,donde no estoy tan convencida de que apliquemos certeramente la memoria para no tropezar con la misma piedra,y donde cada día es una página en blanco y no hay manual que valga,tal vez si nos reencarnaramos en otra persona al morir,tal vez así podríamos haber aprendido algo y aplicarlo, pero....hoy por hoy,sólo contamos con esta performance donde no hay guión ni segundas tomas.
Un saludo!