martes, 24 de marzo de 2009

Buscando un beso a medianoche

Buscando un beso a medianoche, dirigida por Alex Holdridge, nos habla de la soledad en el tiempo actual. Una búsqueda constante de romper esa soledad buscando el “beso a medianoche” que nos haga sentirnos queridos aunque solo sea durante unos breves minutos, durante una única noche. Wilson (Scoot McNairy) y Vivian (Sara Simmonds) intentan superar sus fracasos sentimentales que han hecho de su año uno de los peores. El fin de año se acerca y con él, el momento de echar la vista atrás y hacer una valoración de lo que han sido sus vidas. Ante la perspectiva de comenzar el nuevo año solos, deciden hacer uso de las redes sociales de internet para conseguir una cita. Así será como se conozcan y comiencen una noche que marcará el comienzo un nuevo año en sus vidas.

En mi opinión el personaje femenino está llevado al extremo y la película ganaría mucho más si lo moderaran algo y no resultara tan desquiciante. Vivian, la protagonista femenina, es la duda, la inseguridad, el querer siempre algo más pero a la vez temer perder lo que tiene por ir más allá. Con una forma de ser excéntrica y variable, deja ver a una persona vulnerable que no sabe lo que quiere, ni cuándo lo quiere. Sin embargo Wilson representa a la parte derrotada de la sociedad, que ya no aspira a nada más y simplemente acepta lo que le va viniendo con el único deseo de lograr lo que todo el mundo tiene, alguien al lado que le acompañe durante su vida.

Una sola noche en la que necesitamos un beso, una sola noche en la que necesitamos sentirnos queridos y acompañados. Pero solo una noche... que nos haga reponer fuerzas para continuar la búsqueda de la persona adecuada. Esta película es la representación de toda una generación marcada por un fuerte sentimiento de soledad y frustración en una sociedad en la que no acaban de encajar.

5 comentarios:

MRM dijo...

Comparandola con 'Antes del Amanecer', creo que Vivian aporta mucho más como personaje femenino (en cuanto a personalidad, que no en dialogo quizás). La actriz consigue al menos desquiciarnos como dices, y aunque para los chicos sea una chica mala para salud y para las chicas una tía insoportable e incomprensible a veces, yo creo que para una película ese carácter impredecible gana atención para la película.
¿Has visto Antes del Amanecer y su secuela-tributo? ¿Que te parecen? A mí es que Buscando un Beso a Medianoche me recordó mucho pero con un toque moderno, reflejando la sociedad jóven en la que vivimos.

Hola! :)

Thabitha dijo...

Hola MRM ;) Bienvenido a esta pequeña estepa.
Quizá tengas razón, pero he visto películas con personajes femeninos desquiciantes pero que resultan, quizá por eso mismo, atrayentes. Sin embargo, en esta película Vivian no llega a engancharme.
En cuanto antes del amanecer / atardecer, sí que las vi. Efectivamente recuerda bastante, aunque no llega a su nivel en absoluto. Si quieres, tengo el comentario de Antes del atardecer aquí:
http://dialogosdelobaesteparia.blogspot.com/2008/02/antes-del-atardecer.html
Saludos!

troyana dijo...

Vi en cine la película que comentas y le dediqué un post en su día (http://historias-troyanas.blogia.com/2009/020701-buscando-un-beso-a-medianoche.php).Me gustó mucho,me sorprendió.No es un cine comercial ni previsible.Es una película de paseos y de vivas conversaciones.Un diálogo fluido,un guión que hace sentir y pensar.Me gustaron ambas interpretaciones y también la banda sonora que me pareció perfectamente escogida e insertada.
En resumen,una película a ver,que recuerda a "Antes del amanecer" y "Antes del atardecer" pero con carácter propio.Toda una reflexión en torno a la dificultad de establecer y mantener relaciones en la era internauta donde paradójicamente estamos más desconectados que nunca.
un saludo!

Thabitha dijo...

Troyana: gracias, porque vi la película por recomendación tuya. Aún así, sigo diciendo que no llega a la altura de Antes del amanecer y Antes del atardecer. Pero desde luego, es una película para ver.
Saludos!

LU dijo...

A mi el personaje de Vivian me ganó poco a poco. Al principio me parecía detestable, pero a medida que deja de lado esa prepotencia y se acerca más a Wilson, sale lo mejor de ella, con sus miedos e inseguridades. Se derrumba su fachada.

El personaje masculino me gusta mucho más, es más coherente, pasa del conformismo a la ilusión. Es un encanto.

Antes del amanecer me gustó mucho. La del atardecer un poco menos.

Se parecen en el planteamiento, unas horas de amor, pero los personajes son bastante diferentes.

Biquiños