sábado, 7 de marzo de 2009

Un corazón en invierno

Maxime y Stephane son dos socios del negocio del violín. Tienen un taller donde cuidan y arreglan los violines con el mayor mimo del mundo, al igual que a sus clientes, casi como si de una clínica se tratara.

Un día, Máxime le confiesa a Stephane que está enamorado de Camille, una joven virtuosa del violín. A partir de entonces, la relación entre los tres se irá perturbando poco a poco. Stephane seducirá a Camille y ésta caerá en su juego casi sin darse cuenta. Sin embargo el corazón de Stephane es frío como el invierno en el que vive permanentemente. Es incapaz de sentir amor ni aprecio siquiera por su colega Máxime (“no es mi amigo, solo nos une el interés”).

El director Claude Sautet nos muestra a un Stephane vacío por dentro, incapaz de reconocer sus sentimientos y que juega con los de los demás. Y a una Camille que luchará por recomponerse tras haberse quedado vacía por dentro.

En palabras del mismo director, en esta película se pretende “enamorar a una mujer por el placer perverso de decirle: “No la quiero”.

La película está llena de silencios, gestos, miradas, poesía y música. El dúo formado por Daniel Auteil (Stephane) y Emmanuelle Béart (Camille) completa la historia cargándola de emotividad y carisma.


6 comentarios:

troyana dijo...

La he visto hoy y no he podido evitar empatizar con Camille y sentir un profundo desprecio por el personaje que Stephane,su juego me parece perverso y manipulador,es sólo una treta para alimentar su ego masculino,frágil,muy frágil en el fondo.En realidad,su personaje no es digno de desprecio,sino más bien de lástima,un corazón seco,rebosante de egoísmo y cobardía que finge no arrastrar frustración y trauma,pero que carga con el modelo del fracasado matrimonio de sus padres y que se ha creado una coraza de indiferencia solo para ver pasar la vida,indolente y solo.
Saludos!

Thabitha dijo...

A mí no me da ninguna lástima. Tiene todo mi desprecio desde el momento en el que comienza con el juego de manipular a las personas a su antojo para pisotearlas y someterlas a sus movimientos de marionetista.
Utiliza a las personas y las pisotea para sentirse más fuerte. Pero en el fondo es un ser débil y despreciable.
Saludos!

FabuMona dijo...

Lo único que sé es que me muero de ganas de verla!
;?)

Thabitha dijo...

Te la recomiendo FabuMona. Es realmente hermosa. Y ya nos contarás qué te parece.
Saludos

viejoguerrero dijo...

Una de las películas fetiche de mi familia. Inteligente, sutil, hermosa y dramática. Los actores en estado de gracia y bien dirigidos. Una de las razones por las que me enamoré del cine francés.

Thabitha dijo...

Viejoguerrero: El cine francés tiene algo que no logro encontrar en el resto. Elegancia, sensibilidad extrema, hermosas metáforas... Yo también me he enamorado de él.
Saludos