lunes, 16 de marzo de 2009

Desayuno con diamantes

Corazones salvajes, noches de borrachera, desayunos con diamantes y muchos días rojos...

Todo un placer volver a ver esta película después de tanto tiempo.


3 comentarios:

La Dama Se Esconde dijo...

Cualquier momento es bueno para disfrutar con esta joya. Maravillosa Audrey!!!

Biquiños

troyana dijo...

Ohhhhh!esta película es una maravilla,esa increible Audrey Hepburn con su fragil belleza y su resistencia a amar y ser amada,ay,qué grande la escena final cuando sale a buscar al gato bajo la lluvia y por fin cede al apego emocional.
Un abrazo

Thabitha dijo...

Dama: Desde luego, es recomendable recordarla cada poco y deleitarse con Audrey.
Troyana: La escena final es magnífica, como mantiene su pose orgullosa hasta el último momento, cuando ya no puede más y cae rendida. Se da cuenta de que se ha quedado sola, sin el hombre al que quiere y sin gato.
Saludos a las dos!